Reseña #3: Mi vecina quiere presentarme a su gato - Miguel Abollado

MI VECINA QUIERE PRESENTARME A SU GATO 
Miguel Abollado



I.S.B.N: 978-84-92775-47-7
Año: 2012
Nº páginas: 156
Editorial: Bohodón Ediciones
Formato: Tapa blanda con solapas






SINOPSIS:

     Alberto es un tipo peculiar al que no le gusta demasiado la gente. Sus aficiones principales pasan por tirarse el día tumbado en el sofá viendo películas con el gato de su vecina en su regazo, comer sin parar y divagar sobre el sentido de la vida. Todo discurre plácidamente hasta que un día su pequeño mundo da un giro inesperado: Susana, una antigua compañera de la universidad, acude en su ayuda al verse envuelta en un asunto bastante turbio; Tony, su único amigo se encuentra en una difícil encrucijada; y Anna, una periodista nada convencional, aparece para terminar de revolucionar la rutina de nuestro protagonista. Juntos emprenderán un viaje vital en el que cada uno tendrá que encontrar su propio sentido.




     Hoy vengo a traeros un libro y un autor que descubrí este año en la feria del libro. "Mi vecina quiere presentarme a su gato" es un libro muy cortito y ligero, yo lo he considerado un snack divertido entre lecturas, de esos que a mí me encantan.
De la mano de Alberto, un personaje peculiar y no muy común en la literatura, viviremos unas aventuras que a pesar de ser muy locas y divertidas, el autor consigue que las veamos de la forma más natural posible. La manera en la que escribe Miguel este libro es realmente curiosa, ya no solo el hecho de que está escrito en primera persona, si no que el personaje de Alberto se dirige directamente al lector, hablándole como en una conversación cara a cara y con una personalidad muy marcada que incluso en algún momento nos sorprende mencionando a "su autor". 
Yo prefiero libros dramáticos, o fantásticos, pero este libro a pesar de ser cómico aporta muchas reflexiones y momentos tan sencillos como importantes, y eso es lo que más me ha cautivado de este libro. Encierra mucho más de lo que se ve a simple vista.
Mi pero va a estar en el epílogo, me cortó un poco el ambiente que deja el final, en la playa, con todas las reflexiones que hace el protagonista. 


Voy a rescatar un fragmento del libro que me ha encantado, más allá de la parte cómica.

Días baldíos que no producen nada, que no aportan nada, días de relleno de los que nunca nos acordaremos. Pero que están ahí, y que son necesarios. Porque para saborear momentos como los de esa mañana, antes tienen que haber pasado otros muchos inútiles, no necesariamente triste, o sí, también tristes. Los momentos plenos que siempre recordarás, esos en los que fuiste tan feliz, son al final pocos. Pero también por eso los disfrutamos tanto.



     Quiero mencionar ahora la portada de la novela, que me encanta. Llama la atención e invita a su lectura, además, refleja muy bien el interior del libro. Los dibujos me parecen preciosos, así que enhorabuena también a Silvia Calles por la ilustración.

     Recomiendo este libro, como he mencionado al principio de la entrada, como snack, una lectura para cualquier momento, y para cualquier persona. La verdad es que como lectura para este verano está genial. 

     Me alegro mucho de haber conocido a Miguel, que gracias a él compré este libro y lo leí, y además me lo firmó con una dedicatoria muy bonita. Estoy deseando hacerme con un ejemplar de "La danza de los malditos" para seguir leyendo. Me comentó que dentro de poco sacaría un nuevo trabajo, estaremos esperándolo son muchas ganas :D


No hay comentarios:

Publicar un comentario